FANDOM


El Alto Concilio de Apóstoles, también llamado Sacro Concilio, es un consejo de alta jerarquía en el gobierno del Sagrado Imperio de Angelia, conformado por los proclamados Apóstoles del Emperador.

Su función principal es la de el principal órgano legislativo del Imperio, así como servir de consejeros al Emperador, entre varias otras.

Si bien el Alto Concilio no está por encima del Emperador, es declarado por los Nueve Dogmas que, si el Emperador rompe alguno de los mismos, el Alto Concilio tiene el poder de organizar un juicio contra el Emperador y destituirlo del trono, remover sus derechos reales e incluso exiliarlo de Arcangelum.

Cónclaves Editar

Los Cónclaves son las reuniones celebradas por el Alto Concilio en el Palacio Apostólico en la Ciudadela Azul en Arcangelum. Los Cónclaves se dividen en dos: Los Cónclaves ordinarios y los extraordinarios.

Los Conclaves ordinarios son celebrados en una agenda establecida por los Apóstoles Senadores en la facción del Alto Concilio conocida como el Senado. Esta es el ala legislativa del Alto Concilio, y está conformada por 50 apóstoles que tienen residencia permanente en Arcangelum. 

El segundo tipo, el Cónclave extraordinario comprende a todos los 150 apóstoles del Imperio. Solo se celebra en ocasiones muy específicas. Cuando la coronación o funeral de un Emperador, es habitual que todos los apóstoles estén presentes. Sin embargo, este no es considerado un Cónclave, pues los apóstoles no tienen una reunión oficial como tal. Uno de los eventos que si requiere que se convoque un Cónclave extraordinario es un juicio imperial, el cual se lleva a cabo cuando el Emperador o algún miembro de la Alta Familia Imperial rompe alguno de los 9 Dogmas. En toda la historia de Angelia, solo se han llevado a cabo tres juicios imperiales, en todos se encontró culpable a los acusados y no hubo indulgencia alguna para ellos.

Cargos en el Alto Concilio Editar

  • Arcapóstol: Es quien preside el Alto Concilio. Es el apóstol de más alto rango en el gobierno imperial, responde únicamente al Emperador. Es electo por el Alto Concilio durante un Cónclave extraordinario con la aprobación del Emperador.
  • Apóstol Decano: Funciona como el vicepresidente del Concilio y el portavoz del mismo.
  • Camerario del Alto Concilio: El tesorero y administrador de los bienes en la Ciudadela Azul.

Apóstoles Editar

El Alto Concilio está compuesto exclusivamente por miembros de un orden político de alto rango denominados Apóstoles. Estos, si bien son autoridades meramente políticas y no tienen poder alguno sobre la religión en Angelia, tienen cierta connotación religiosa, pues la proclamación apostólica, llevada a cabo por el Emperador, se hace como una celebración religiosa. Adicionalmente, los Apóstoles, a pesar de no ser necesariamente célibes, tienen prohibido contraer matrimonio y poseer tierras a su nombre, siendo servidores, en alma y sangre al Imperio, denotando sus característicos atuendos rojos escarlata.

El rango de Apóstol es vitalicio, siendo pocos los que han renunciado al mismo. El Alto Concilio los elige de entre varios candidatos propuestos por el Colegio Ministerial, la institución que educa desde jóvenes a los futuros ministros y funcionarios del Imperio. 

Los requisitos para ser Apóstol estipulados en la Prerrogativa Conciliar son:

  • Tener mínimo 40 años de edad.
  • Haber terminado los estudios en el Colegio Ministerial y haber proclamado el Juramento Vilenico.
  • Haber tenido un cargo publico durante al menos 5 años.
  • Tener el respaldo y recomendación de al menos 3 apóstoles del Alto Concilio.

Cada 5 años se lleva a cabo la Proclamación Apostólica, presidida por el Emperador, donde al menos 5 aspirantes son nombrados Apóstoles y reconocidos como parte del Alto Concilio.

A pesar de que el Emperador no tiene el poder de elegir personalmente aspirantes para proclamar, puede recomendarlos, y puede incluso vetar a ciertos candidatos que crea son inadecuados para el puesto. Una vez que el Emperador a impuesto el veto a algún aspirante, solo el mismo puede levantarlo y este se mantiene incluso después de la muerte o abdicación del monarca, aunque su sucesor también tiene el poder de levantarlo.

Historia Editar

El Alto Concilio fue instaurado por el primer Emperador, Israel Nyzvram en el año 5 a.t.A, sustituyendo al Consejo Provisional que hasta entonces lo había ayudado a gobernar. Aun desde antes de la fundación del Imperio, Israel siempre era acompañado por un séquito de eruditos que lo asistían y aconsejaban. Cuando Israel fue coronado, él delegó a este grupo el poder legislativo y de ser el principal grupo de consejeros para el Emperador.

El primer Alto Concilio tenía 50 integrantes, que integraban el Senado, ellos redactaron la primer Prerrogativa Conciliar que demarcaba los poderes del órgano como senado que proclamara leyes cotidianas en el Imperio, que aconsejaran al Emperador y que se aseguraran que el mismo no rompiera alguno de los Nueve Dogmas.

En el año 150 a.t.A, cuando el Emperador Asaliah Nyzvram rompió el Primer Dogma Atávico, el Alto Concilio llevó a cabo el primer Juicio Imperial, que declaró culpable a Asaliah, el siguiente paso fue obligarlo a abdicar y posteriormente exiliarlo fuera de Arcangelum. Quien sería su sucesor, Reiyel I, su hijo menor, tenía 16 al momento del exilio de su padre y el Alto Concilio declaró inadecuado que Reiyel fuera coronado al menos hasta cumplir los 20 años, por lo que este tomó la función de gobernar el imperio hasta que Reiyel fue coronado 3 años después.

En el año 208 a.t.A, durante el reinado de Yishakiel Nyzvram, II, ocurrió la Reforma Religiosa en Angelia, durante la misma se formalizó el rango de Apóstol. Yishakiel II comisionó que se reformara la Prórroga Conciliar, esto aumentó el número de Apóstoles a 100, separando el Senado como meramente una parte del Alto Concilio. Yishakiel posicionó a varios Apóstoles como gobernadores generales de regiones y en otros altos rangos, esperando aumentar su poder en el Imperio para posteriormente aplicar la Gran Purga Religiosa. Si bien exitosa en un principio, esta medida desataría más tarde la Primera Rebelión del Norte, que comenzó en 230 a.t.A, con el asesinato del Apóstol Savio Be Tiberia, gobernador general de la región de Sarmanik por parte del Verdadero Ejercito.