FANDOM


El emperador Iruel Nyz Krizancius I "El Grande", fue el trigésimo noveno emperador del Sagrado Imperio de Angelia, primogénito del emperador Orphiel Nyz Krizancius II y su esposa, la emperatriz Delilla Nyz Krizancius.

Apariencia y Carácter Editar

Iruel tenía el cabello negro, largo y la mayor parte del tiempo lo llevaba arreglado en una cola de caballo, era alto, delgado, esbelto y de complexión atlética. Era un ávido espadachín, durante su juventud había aprendido a escabullirse de los guardias y escapar del Palacio Imperial trepando por los muros y corriendo por los techos, dandole una excelente condición física.

Se sabe que tenía una sonrisa grande y cautivadora, que llevaba la mayor parte del tiempo, además de los llamativos ojos azul brillante característicos de los Krizancius. Siempre llevaba una postura fuerte, su presencia era imponente y segura, era ambidiestro y le gustaba pelear con dos espadas.

Es recordado como un hombre bondadoso y prudente, pero firme y decidido, además de humilde.

Historia Editar

Vida Temprana Editar

Se cuenta que, durante su niñez y adolescencia, el príncipe Iruel era un niño sumamente malcriado y problemático, solía esconder animales muertos bajo los asientos de la Sala del Concilio, esta actitud fue posiblemente causada por el trauma de la muerte de su madre cuando tenía 5 años. Esta actitud se acrecentó durante su adolescencia, cuando se escapaba del palacio, a veces durante días, gustaba de mezclarse en los mercados disfrazado de ciudadano para robar y acosar a los ciudadanos de varias formas.

Cansado de esta actitud, su padre decidió enviarlo a la recién anexada colonia de Arlagi, pensando que pasar un tiempo en el exilio arreglaría su descarriada forma de ser.

Mientras estaba en Vivdaûro, estalló una rebelión por parte de unos pobladores que se resistían al dominio angeliano, durante esta revuelta, secuestraron al príncipe Iruel, pensando que podían usarlo como rehén para que cumplieran sus demandas. Iruel logró escapar y se refugió en la espesa selva de Vrannek, donde conoció a un mercenario Nabushadrezznar que estaba de paso, Iruel se pegó a él, a regañadientes del mercenario, llamado Verleen Vikko, a quien no le quedó opción más que hacerse cargo del muchacho, quien, aunque insistía en ser príncipe de Angelia, Vikko no le creía.

Las escasas tropas angelianas en Arlagi estaban siendo rápidamente mermadas por la rebelión, y las tropas que fueran enviadas desde Angelia tardarían mínimo 30 días en llegar en barco. Iruel logró convencer al mercenario de que era heredero de una poderosa familia noble de Angelia, y que, si lo mantenía con vida hasta que pudiera ser rescatado, recibiría una cuantiosa recompensa, al encontrar esto más creíble, logró persuadirlo de ayudar al muchacho.

Pasaron 3 meses hasta que la rebelión lograra ser sofocada, y 4 hasta que el ejército angeliano encontró al joven príncipe. Antes de regresar a Angelia, Iruel ofreció a Vikko un lugar como caballero en el Imperio, pero este lo rechazó alegando que tenía “una tarea sin terminar”. No se volvieron a encontrar sino hasta varios años después, cuando Iruel ya era Emperador, entonces Vikko aceptó su oferta y fue nombrado capitán de la Guardia Imperial de Sangre.

Después de la rebelión en Arlagi en 865, Iruel cambió drásticamente su actitud, comenzó a ser más humilde y a tratar de enmendar los males que había causado tiempo atrás. Decidió realizar servicio militar, en donde alcanzó el rango de coronel, antes de ascender al trono tras la muerte de su padre

Reinado Editar